4 de mayo de 2017

Dejemos de envidiar lo de fuera. Somos el número 1 en trasplantes

En 2015 se trasplantaron 119.873 órganos en el mundo. Sólo en España más de 100.000 personas tienen hoy una segunda vida gracias al órgano de otra persona.
Podría seguir enumerando éxitos en forma de cifra, porque las hay, pero prefiero contarlo a modo de historia porque para entender cómo ha sido posible que hoy el trasplante sea una realidad hace falta empezar por el principio. Y ese principio está ineludiblemente ligado a España y a una persona en concreto: Rafael Matesanz. Ahora, 28 años después de coger las riendas de la Organización Nacional de Trasplantes, Matesanz pasa el testigo al siguiente dejando a España en lo alto del ranking mundial de donación y trasplante.
Así que dejémonos de envidiar lo que otros países logran porque nosotros tenemos un primer puesto 
que vale por todos: somos el número 1 en trasplantes.



Rafael Matesanz, el mago del trasplante


En 1989 le encargaron que formara la Organización Nacional de Trasplantes, de cero, de la nada. Y parece que se lo tomó muy en serio porque creó la ONT cuando las cifras de donación estaban por los suelos y se va dejando a España en lo más alto de las estadísticas mundiales.
68 años y nefrólogo de profesión. Rafael Matesanz es un hombre sencillo, cercano y domina eso que yo llamo ironía elegante. Semanas antes de abandonar la ONT nos recibía en su ya casi hogar para hacerle la última entrevista como director de la Organización.

30 minutos de lo más intensos. Para no perder ni un detalle quise empezar por el principio, por aquel año en el que decidió dejar el Ramón y Cajal junto a sus enfermeras del Servicio de Nefrología para crear una recién nacida ONT. Desde entonces ha conocido a 14 ministros de Sanidad. Ha congeniado con unos más que con otros e incluso alguno le ha hecho tener que probar suerte fuera de España. Pero Rafa, como le llaman sus más allegados, tenía claro lo que hacía falta y volvió para terminar lo que había 
empezado: crear un modelo de éxito.

 Las enfermeras de la ONT




Fueron las primeras que le acompañaron al empezar a dar forma a la ONT y siempre han formado parte importante de la organización. La enfermería es fundamental en eso que llaman columna vertebral del sistema: los coordinadores de trasplantes. En las oficinas de la ONT y en los hospitales, la coordinación de enfermería y su implicación en cada peldaño del proceso de donación y trasplante ha sido y es vital. Son también quienes han capitaneado una de las partes más delicadas: la formación a profesionales sobre comunicación en situaciones de crisis, uno de los puntos clave a la hora de conseguir la donación.
Matesanz las eligió porque eran lo que necesitaba el sistema.



Por qué España es líder mundial


España está a la cabeza en el ranking mundial de trasplantes desde hace ya 25 años. Rafael Matesanz nunca ha negado su secreto: el modelo español.

El modelo de trasplantes español es el espejo en el que todos los países se miran. Es un modelo sólido y firme, una estructura armonizada en la que los tiempos están perfectamente sincronizados. Sencillamente un modelo eficaz que Matesanz se encargó de dibujar allá por finales de los 80 e ir rematando con el paso de las décadas hasta convertirlo en referente y guía para todos los países del mundo. Las estadísticas lo demuestran cada año. En el ranking nos siguen Estados Unidos, Francia e Italia, por ese orden, pero mientras que en 2016 Estados Unidos alcanzaba los 28,2 donantes por millón de población aquí batíamos nuestro propio récord logrando sobrepasar los 43. Y así durante 25 años.
Se ha demostrado que el éxito está en el modelo, en la formación y la eficacia de los coordinadores de trasplantes, el sistema sanitario y los múltiples actores implicados y eso es algo que desde hace décadas hemos exportado al resto del mundo para que la experiencia española sirva para salvar vidas más allá de nuestras fronteras.




Somos el número 1

Han hecho falta 25 años encabezando el ranking mundial de trasplantación para darnos cuenta de que valemos y mucho. Cada año en la presentación de los datos de la ONT nos damos un poquito más cuenta de que las cifras demuestran que el sistema español es el mejor pero el último anuncio de Acuarius lo ha dejado más que claro: nos morimos por vivir.





Las caras conocidas del trasplante

Muchos famosos han mostrado su apoyo y su imagen en campañas de donación de sangre, de órganos y muy especialmente en la donación de médula, que este último año ha tenido una gran repercusión mediática gracias al andaluz más guerrero.
Pero en lo que muchos no caemos es en que la fama no exime de necesitar un órgano. Sarah Hyland, la Haley Dunphy de Modern Family nunca ha ocultado que vive gracias a un riñón de su padre.


Y quizá más conocida es la historia de Eric Abidal, el ex futbolista azulgrana que en 2012 fue trasplantado de hígado.


Por muchos años más trasplantando


Ya lo decía Matesanz, “no solamente es que hemos llegado ahí sino que va a seguir subiendo, y eso no lo digo no como la carta del tarot sino porque las tendencias son las tendencias”.
El número de trasplantes a nivel mundial asciende a un ritmo del 3% anual y eso, en parte, es gracias a nosotros. Gracias a los cientos de profesionales que conforman un sistema de solidaridad y altruismo que cada año regala vida. Desde el enfermero o el médico de urgencias hasta el conductor de la ambulancia y por supuesto gracias a los donantes.

Esta es la historia del hombre que consiguió hacer que el trasplante pasara de utopía a realidad.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario