27 de abril de 2016

Sanidad, sin ruido

Se ruega silencio. Así se indica en multitud de salas de espera de centros de Atención Primaria y hospitales. En otros, no. Con cartel o sin él, el exceso de ruido en los centros sanitarios puede afectar negativamente a la salud de los pacientes y al trabajo de los profesionales. Alteraciones del sueño, menor tolerancia al dolor, aumento del ritmo cardíaco son algunos de los efectos negativos que el ruido ambiental puede generar en los pacientes, en especial a los más vulnerables como crónicos y ancianos. Para los profesionales, un entorno con alta contaminación acústica puede generarles más estrés y dificultad para desempeñar su trabajo.

Existe evidencia que los centros sanitarios son vulnerables a la contaminación acústica, algo que no es un problema actual y novedoso: Florence Nightingale ya vio claramente los efectos negativos del ruido en sus pacientes”, comenta Pedro Soriano, enfermero creador de la iniciativa #FFPaciente.

Fue a través de esta iniciativa como los propios pacientes trasladaron a Pedro la necesidad de concienciar a todos sobre este problema que afecta a todos. Aprovechando la celebración del Día Mundial contra el Ruido, el 27 de abril, pacientes, profesionales y entidades, entre ellas Enfermería tv, se han unido a Pedro para reivindicar una #SanidadSinRuido:



Durante las últimas semanas hemos querido averiguar la percepción de los usuarios sobre la contaminación acústica en sanidad y, para ello, vía Twitter, realizamos una serie de encuestas sobre el ruido en los centros sanitarios. Aquí tenéis los resultados.










Pacientes, familiares y profesionales se ven afectados por el ruido ambiental y son, a su vez, generadores de parte de esa contaminación acústica. No se trata de buscar culpables, sino de trabajar unidos para concienciar a todos de la necesidad de controlar el ruido en los centros sanitarios.

Hoy #SanidadSinRuido inunda las redes sociales, ¡difúndelo! Pero que no se quede en un hashtag y un día. Contribuye a reducir el ruido en tu centro de trabajo, tenlo en cuenta en tu día a día, prescribe silencio a pacientes y familiares e insta a los responsables de tu centro a tomar medidas efectivas para reducir la contaminación acústica. Tú salud y la de tus pacientes están en juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario