Enfermería con la voz del paciente

Somos primordialmente seres “sociales”, en el sentido de que pasamos la mayor parte de nuestras vidas con otras personas. Por consiguiente, es importante aprender a entenderse con los otros y a funcionar adecuadamente en situaciones sociales. Ciertas habilidades de comunicación nos ayudan a mejorar las relaciones interpersonales.

Pedro Soriano, enfermero creador de #FFPaciente
La comunicación es el acto por el cual un individuo establece con otro un contacto que le permite transmitir una información. La escucha activa es una técnica y estrategia específica de la comunicación humana que se emplea diariamente en el campo de la enfermería. Estamos en contacto con los pacientes las 24 horas del día, lo que conlleva a tener una relación más estrecha y con las personas que tenemos que cuidar. ¿Cómo vamos a cuidar a un paciente sin tener la capacidad de escuchar y entender por lo que está pasando en estos momentos? ¡Imposible!

Uno de los principios más importantes y difíciles de todo el proceso comunicativo es el saber escuchar. La falta de comunicación que se sufre hoy día se debe en gran parte a que no se sabe escuchar a los demás. La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. ¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar?

Los profesionales sanitarios tenemos nuestras funciones bien definidas dentro del sistema sanitario. Los roles son específicos y complementarios en muchas ocasiones. No podemos afirmar que nuestros compañeros médicos no tienen capacidad de “escucha activa” porque no es cierto. No podemos generalizar. La diferencia fundamental entre ambos colectivos es la continuidad con el paciente de una forma directa. La enfermería está en contacto con el paciente continuamente y tenemos esa faceta más desarrollada y además debe ser imprescindible para la profesión tener la capacidad de ponerse en lugar de la otra persona para poder ofrecer el mejor de los cuidados. #Formamosequipo

Otro de los temas que me preocupan tras leer el post sobre “Enfermedades raras: la voz del paciente” es ver como personas que están pasando una situación delicada de salud por una enfermedad poco frecuente se siente desamparados y en ocasiones tienen que aprender a llevar su situación sin el apoyo de la enfermería de su centro de referencia. Tal y como nos contaba Gema ¡Esto no puede ocurrir! Todos sabemos que los recursos pueden ser limitados y que realmente la escasez de profesionales de enfermería está afectando la cobertura de la población. ¿Hacemos algo como profesión para evitar eso? Un tema amplio con diversidad de opiniones, pero no podemos dejar todo el peso de la representación a los sindicatos de Enfermería. Menos lamentarse en los controles de Enfermería y más acciones para salvaguardar la profesión. ¡Somos un buen equipo! Y tendríamos que hacer algo al respecto tanto profesionales como los ciudadanos. La sanidad depende de todos.

Nuestro compañero Fernando Leira nos explicaba, junto a su mujer, la situación de falta de formación por parte de la profesión de Enfermería. Esto desgraciadamente ocurre todos los días. Tenemos la suerte como profesión de estar en contacto con el paciente de una manera continua  pero en muchas ocasiones no tenemos la formación adecuada. Esto no es principalmente un problema de la enfermera en cuestión. Es aquí donde otros organismos entran dentro del “juego”. La profesión de enfermería está luchando por el desarrollo de especialidades, desarrollo de competencias para mejorar la cobertura de la población. Un clave ejemplo de ello es la Asociación de Enfermería Comunitaria. Invito a nuestros compañeros enfermeros que se acerquen a conocer una asociación que lucha por el desarrollo de la profesión de la mejor forma que se puede hacer, trabajando, aprendiendo a desarrollarte con otros enfermeros/as. Ofreciendo oportunidades en el campo de la investigación con grupos de trabajo y mucho más. Lo que me gustaría transmitir es que siento mucho que personas tengan esos problemas como los que comenta Fernando y que tiene todo mi apoyo. Le aconsejo que se acerquen al centro de salud y hablen con la supervisora de enfermería para que realmente tenga conciencia de la situación e intente tener siempre alguien formado dentro del equipo para evitar errores futuros.

Me ha gustado mucho ver como pacientes tienen su espacio cada vez más dentro de las redes sociales y entre los equipos de los profesionales. Personalmente es un éxito  personal que con la iniciativa #FFpaciente (donde los pacientes son protagonistas) estemos rompiendo una barrera imaginaria donde el equipo multidisciplinar del que siempre hablamos, cada vez está más incluido el paciente y los familiares. Poco a poco y entre todos, seguiremos empoderando a los pacientes en el uso correcto de las redes sociales y a nuestros compañeros a contar con ellos de una manera más activa.

¡Gracias a cada uno de vosotros por seguir creyendo que se pueden cambiar las cosas!

Pedro Soriano, enfermero, autor del blog S de Salud y creador de la iniciativa #FFPaciente