14 de diciembre de 2015

En Sanidad pido...

En la televisión, en los periódicos, en los carteles de pueblos y ciudades, en todas partes, vemos los rostros y las promesas de los candidatos a la presidencia del Gobierno de las elecciones del 20 de diciembre.

En este vídeo recogemos las principales propuestas de los cuatro partidos que según las encuestas movilizarán a la mayor parte del electorado (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos):


Sabemos sus propuestas pero también queremos saber qué le piden los profesionales a los políticos en materia de sanidad. Por ello, hemos preguntado a ocho referentes profesionales en distintos ámbitos. A continuación tenéis lo que ellos le piden a los políticos en materia sanitaria:

Mayte Moreno, responsable de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud Investén-isciii (@maytemoren)

"Prioridad y recursos para las actividades que promueven la generación de nuevo conocimiento científico en materia de prestación de cuidados".

A pesar de los avances en investigación en enfermería que se han producido en las últimas dos décadas, aún existen situaciones en las que la decisión sobre la prestación de cuidados no se basa en resultados de investigación, lo que repercute en la seguridad y la utilización inapropiada de los recursos materiales y humanos disponibles, y los resultados en salud de los pacientes.

En consecuencia, me gustaría que el futuro gobierno dé prioridad y dote de recursos las actividades que promueven la generación de nuevo conocimiento científico en materia de prestación de cuidados y que apoyen económica y estructuralmente los programas que promueven la integración de los conocimientos generados en la práctica clínica.


Héctor Castiñeira "Enfermera saturada" (@EnfrmraSaturada)

"Redactar de nuevo el artículo 3 del RD sobre prescripción enfermera"

Redactar de nuevo el artículo 3 del Real Decreto sobre prescripción enfermera, igualar los ratios españoles "enfermera-paciente" a los europeos para poder proporcionar unos cuidados de calidad y una correcta educación para la salud, y contar con enfermería en la toma de decisiones.





Rosa Pérez, autora de El blog de Rosa (@mrsrosaperez)

"Votaré la propuesta que abogue por dar prioridad a la salud pública, a proyectos educativos y de promoción de la salud".

En mayo de este año, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) publicó un documento que tituló "Protege tu salud con tu voto" con 15 propuestas dirigidas a mejorar los sistemas de salud y garantizar la universalidad de la salud.

Mis propuestas están en la misma línea, empezando por revocar el RD16/2012 que significó un retroceso en la equidad al acceso al sistema de salud y promoviendo desigualdades sociales en salud.

Es recomendable leer las propuestas electorales, en particular aquellas que se refieren a temas de salud y valorar cual de ellas nos convence más.

Yo votaré la propuesta que abogue por dar prioridad a la salud pública, a proyectos educativos y de promoción de la salud, volviendo la vista a la atención primaria como pilar fundamental del sistema de salud. A la propuesta que no olvide que la salud engloba también tener una vivienda, un trabajo digno y unas políticas sociales que permitan un desarrollo de toda la sociedad. Que una sociedad enferma es lesiva para todos los individuos que viven en ella. Tu voto es de vital importancia, úsalo con responsabilidad.


Serafín Fernández, autor de La Factoría Cuidando (@SerafinCuidando)

"Potenciar el papel de los cuidados debería ser imprescindible en la hoja de ruta de cualquier político sanitario".

Personalmente, pienso que la política y las políticas en materia de sanidad para los próximos años, deberían centrase en tres pilares básicos: el primero, dar respuesta (de verdad) a las necesidades de la ciudadanía; el segundo, tener en cuenta los resultados de investigación a la hora de tomar decisiones sobre política sanitaria; y el tercero, potenciar la prevención y la promoción de la salud.

Sin duda, para los tres asuntos, los cuidados facilitados por los enfermeros y las enfermeras son esenciales. Por eso, potenciar el papel de los cuidados debería ser imprescindible en la hoja de ruta de cualquier político sanitario.



María José García Alumbreros, secretaria general Técnica de SATSE (@MJGAlumbreros)

"Lo importante es la salud de los ciudadanos y que en ese concepto engloba no solo curarles, sino educarles, prevenir las enfermedades y atender sus necesidades sociosanitarias más allá de intereses mercantilistas".

Cuando me han hablado de hacer este post la verdad es que me he ilusionado pero, al mismo tiempo, me ha dado la impresión de que iba a escribir una carta a los Reyes Magos.

Es así porque soy consciente de que ahora, en plena campaña, nos van a prometer todo lo que se les sugiera y que pasadas las elecciones, si salen vencedores, olvidarán lo prometido. Aun así, a los líderes políticos, en materia sanitaria, les pido solo cuatro cosas:

1.- Que sean conscientes de que lo importante es la salud de los ciudadanos y que en ese concepto engloba no solo curarles, sino educarles, prevenir las enfermedades y atender sus necesidades sociosanitarias más allá de intereses mercantilistas, por lo que el sistema sanitario debe estar orientado para “girar” en torno al paciente y no volver loco al paciente a través del sistema sanitario.

2.- Que asuman que la sanidad, por ese mismo concepto expuesto en el punto 1, solo puede ser rentable en términos de salud y en el ahorro que se genere con la prevención de la enfermedad y de los gastos que esta genera, pero nunca a través de la realización de recortes que solo influyen en la disminución de la calidad de la atención que se presta a los ciudadanos y que, a medio y largo plazo, generan una sanidad menos sostenible. El recorte de hoy es la enfermedad de mañana.

3.- Que valoren y respeten a los profesionales que día a día trabajan en el Sistema Nacional de Salud y que son los verdaderos culpables de que nuestra sanidad no se vaya a pique gracias a las nefastas gestiones de muchos dirigentes, que saben tanto de sanidad, de necesidades sanitarias y de rentabilidad en salud, como yo de astrofísica.

4.- Que dejen de jugar con la salud de las personas y de utilizar, si es que se acuerdan de ella, la sanidad solo como arma demagógica electoral para sumar votos. La salud de los ciudadanos, los profesionales, la sanidad, su gestión, la eficiencia del sistema… son cuestiones que merecen mucho más que las recurrentes declaraciones de intenciones gritadas en un mitin.

Una vez que nuestros políticos acepten esas cuatro peticiones básicas y asuman lo que tanto predican, de que optan a las instituciones públicas para servir a los ciudadanos y por el bien del país, tienen gran parte del camino hecho en materia sanitaria. Para conseguirlo cuentan con miles de profesionales deseosos de trabajar para conseguir que nuestra sociedad tenga la sanidad y la atención que merece.


Xose Manuel Meijome, autor de Cuadernillo Sanitario (@EnferEvidente)

"Abordar las necesidades reales de los pacientes y de la sociedad sin menoscabar su seguridad ni poner en riesgo unos recursos limitados pero de todos".

Tal vez sería más efectivo y preciso si describiese lo que no deseo que suceda tras las elecciones; pero para ello hay que poner por delante que las actuales competencias del Ministerio de Sanidad, lejos de ser "insustanciales", son estratégicas y que las diferencias que en la práctica sufrimos entre las estrategias y legislación creadas por el ministerio y su aplicación en los sistemas de salud de las CC.AA. son fruto (a mi entender) de dos factores fundamentalmente: el uso de la asistencia sanitaria como arma política y la falta de efectividad del Consejo Interterritorial como "punto de encuentro".

No desearía que el ministerio resultante de las elecciones del 20D dedicase otros 3 años a sopesar en solitario los cambios que necesita la normativa jurídica del ordenamiento de las profesiones sanitarias y de los medicamentos y productos sanitarios en vez de formar una mesa con la pluralidad de voces que desde los distintos ámbitos (asistencia, gestión, formación/docencia, investigación, salud pública...) pueden aportar argumentos y pruebas para orientar y respaldar esos cambios. Cambios que nos permitan abordar las necesidades reales de los pacientes y de la sociedad sin menoscabar su seguridad ni poner en riesgo unos recursos limitados pero de todos y que entre todos (TODOS) debemos contribuir a maximizar su eficiencia.

La orientación de esos cambios debería conducirnos a un sistema DE SALUD, que no sólo de asistencia sanitaria, que tenga en cuenta de una vez por todas las realidades sociodemográficas de la población y las capacidades de todos los profesionales que tanto cuesta formar.

No sería conveniente que pasaran otros 4 años jaleando el interés de la gestión clínica sin que se creasen un conjunto de criterios e indicadores bien fundamentados y definidos con fuentes de información claras y trasparentes orientados a resultados finales (salud de la población) porque sin esa herramienta malamente vamos a poder evaluar ese o cualquier otro modelo.

No veo práctico querer formar un sistema sanitario gestionado profesionalmente sin que desde el ministerio se establezca un diálogo al respecto tanto en lo referente a lo esencial en la formación de los gestores como a lo normativo para el acceso a los puestos de gestión de cualquier nivel de las administraciones eliminando la incoherencia de los subniveles A1 y A2 dado que las titulaciones de grado son, a todos los efectos, iguales.

No sería de recibo que en 4 años no se cerrase la puerta a cualquier camino chapucero que permita por arte de tuberías bien rellenas de "poderoso caballero" pasar de una titulación de peluquería a una de graduado en enfermería con sólo 2 años de carrera universitaria uno de los cuales es de prácticas clínicas...

Es inaplazable que desde el gobierno se tomen medidas para que las corporaciones de derecho público que rigen a los profesiones sanitarias cumplan con la legalidad establecida sobre todo a nivel de participación y transparencia.


Zulema Gancedo, responsable Área Calidad Comunicación del Instituto de Investigación Sanitaria IDIVAL (@zgancedo)

"Lo que espero y pido es valor y osadía para avanzar no solo en cambios estructurales si no en aspectos que tienen que ver con un cambio de modelo atención y de asistencia".

Muchos son los aspectos ya tratados en estos días, a propósito de las próximas elecciones y desde distintas iniciativas llevadas a cabo con tal fin. Quiero decir con esto que expertos y profesionales ya han expuesto en medios digitales sus deseos, iniciativas, mejoras, oportunidades, etc. por un sistema de salud solidario, competente, sostenible, responsable, participativo y actual. Por tanto, me restaría identidad repetir la irrenunciable, por necesaria, reconstrucción del sistema. Cambios sustanciales que generen orden, eficiencia, profesionalismo, corresponsabilidad y desarrollo competitivo, por y para profesionales unos y otros, y desde profesionales para pacientes/ciudadanos.

Por tanto, lo que espero y pido es VALOR y OSADÍA, para avanzar no solo en cambios estructurales sino en aspectos que tienen que ver con un cambio de modelo atención y de asistencia. Modelo donde las palabras claves fueran exactamente: accountability, responsabilidad profesional, gestión clínica, profesionalización, paciente activo, e-Salud, política de gestión y coordinación tanto de personas (selección, contratación…), como de sistemas de información, cobertura sanitaria, y también de desarrollo de los niveles de atención no especializados, así como la apuesta firme y profunda de la Prevención y Promoción de la Salud. Una revisión operativa con cambios necesarios y ya identificados donde la burocracia, los espacios legales pendientes de revisión, estatutos y demás cuerdas, liberen en lugar de atar lo que ya no sirve para un sistema que ha de antojarse ágil y acorde al panorama actual, donde la necesidad de la sociedad y la inquietud de los profesionales requiere respuestas rápidas y consistentes.


Pedro Soriano, autor de S de Salud (@soriano_p)

"Necesitamos medidas que aseguren continuidad en el Sistema Nacional de Salud y puestos de trabajo dignos"

¡Estamos en plena campaña! Sí, ese momento en el que todos los partidos hablan y prometen y escuchan las necesidades de los ciudadanos. Este año, no voy hacer carta a los Reyes Magos, se la voy hacer a los políticos…

Queridos políticos… Me gustaría que la profesión de enfermería tuviera desarrolladas las especialidades de una forma real. Que se aseguren puestos de trabajo para todos los profesionales que hacen una residencia durante dos años formándose para que al terminar, tengan la oportunidad de seguir desarrollándose.

Me gustaría además, pedirles por el desarrollo de competencias como la prescripción de enfermería. No queremos invadir el espacio de otros profesionales, queremos trabajar conjuntamente para ayudar en una mayor calidad de atención al ciudadano y mejora de la accesibilidad al Sistema Nacional de Salud. Somos un gran equipo pero sólo somos excepcionales cuando trabajamos conjuntamente. Lo demostramos cada día ofreciendo nuestros cuidados.

Por último, y no menos importante, me preocupa la cantidad de enfermeros que tenemos que emigrar a otros países para desarrollar una profesión, que para mucho de nosotros es una vocación. Somos mano de obra barata para otros Países. Nos marchamos, ofreciéndoles la mejor calidad al mínimo coste. Necesitamos medidas que aseguren continuidad en el Sistema Nacional de Salud y puestos de trabajo dignos. ¿Realmente necesitamos que todas las universidades se cursen el grado de Enfermería?

Espero que no tengan mucho trabajo y que puedan traerme todo lo que les pido. Me he portado genial trabajando en un país vecino dejando la marca España muy alto. ¡Muchas gracias!


Mayte, Héctor, Rosa, Serafín, María José, Xose Manuel, Zulema y Pedro. Ellos ya han hecho sus peticiones para Sanidad ¿y tú? Te invitamos a participar a través de los comentarios y en Twitter utilizando los hashtags #EnSanidadPido #20D

Programas electorales de los partidos para las elecciones generales de 2015:

2 comentarios:

  1. Muy buenas sugerencias de mis compañeros. Muchas gracias por este post que recoge muy bien toda la información. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. comparto la de Pedro y satu .Añado q no lo veo :las especialidades de enfermeria,esas q se guatdaron y jamás se supo de ellas.....llamaremos a Lobatón

    ResponderEliminar

Deja tu comentario