12 de noviembre de 2015

Enfermería en el día a día con los pacientes de diabetes

"La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce", indican en la OMS. El 9 por ciento de la población adulta mundial tiene diabetes y sin las medidas de prevención adecuadas la cifra seguirá en aumento.

enfermeria diabetes

Este sábado se celebra el Día Mundial de la Diabetes y queremos unirnos un año más a la lucha contra esta pandemia. Queremos destacar el papel que desempeña enfermería educando en salud desde edades tempranas para prevenir esta enfermedad. Pero, sobre todo, queremos ponernos en la piel de los pacientes, darles nuestro apoyo y conocer su opinión sobre los educadores diabetológicos. Por ello, les hemos preguntado directamente a ellos, a personas que viven de cerca la diabetes y que comparten en la red sus experiencias y consejos para ayudar a otros en su misma situación. Aquí tenéis su valoración:

Ana Skette, autora del blog Diabetes en la red
"Gracias a su labor, su paciencia y la empatía con los pacientes, poco a poco conseguimos la tan ansiada autonomía que se pretende en todo paciente al que diagnostican diabetes"

@anaskette
Desde el momento del debut, en nuestra vida se incorporaron varios profesionales hasta entonces no necesarios: por supuesto un endocrino, un pediatra, una psicóloga en muchas ocasiones, un monitor deportivo etc. De entre todos ellos, sobresale la figura de quien no sólo nos apoya y respalda sino que nos orienta y asesora en ese trabajo que pasa a ser parte de nuestra vida diaria que es cuidar a nuestros pacientes; la educadora. De ellas aprendemos todo aquello que nos resuelve el día a día, lo que nos da confianza, tranquiliza y saca de las crisis. Ellas son algo más que fuentes de información, porque el trato es tan estrecho y constante que llegan a saber de nosotros muchas más cosas de las que podrá conocer el médico jamás. Gracias a su labor, su paciencia y la empatía con los pacientes, poco a poco conseguimos la tan ansiada autonomía que se pretende en todo paciente al que diagnostican diabetes. La educación diabetológica es algo fundamental, en una situación como la nuestra y su figura un pilar absolutamente imprescindible en el control de nuestra diabetes y en la adquisición de hábitos saludables y confianza en nosotros mismos.

La buena gestión de nuestra diabetes, no llegará porque existan aparatos que nos informen cada vez con más exactitud de nuestros niveles de glucemia, ni tampoco de las bombas o de los dispositivos flash... sino que todo esto sólo tendrá sentido si nuestra educación diabetológica es suficiente como para saber qué hacer con esa información recibida.

Ideal sería que en cada centro de salud existiera una educadora... que nos siga motivando, que nos aconseje, nos escuche y nos corrija. Es la única forma de garantizar desde ahora, el futuro que nuestros pacientes sueñan y que sin duda se merecen.


Dani Royo, autor del blog Diabetes tipo 1
" La educación en diabetes no es parte del tratamiento, es el tratamiento"

@webDM1
La educación en diabetes no es parte del tratamiento, es el tratamiento. Esta frase del Dr. Elliot Joslin nos la deberíamos "tatuar" todos los que estamos relacionados, de una u otra forma, con la diabetes.

La labor que hacen los profesionales de enfermería con los pacientes que tenemos diabetes es imprescindible: se dedican a formarnos para que podamos llevar nuestra enfermedad de la mejor manera posible, dándonos herramientas y conocimientos que nos permiten adherirnos a nuestro tratamiento sin "desadherirnos" de nuestra vida cotidiana.

Las educadoras en diabetes se caracterizan en su trabajo por una gran cercanía con los pacientes que permite una relación de gran confianza, muy necesaria para poder hablar de cualquier aspecto de nuestra vida... Porque la diabetes la tenemos las 24 horas del día y afecta a casi todas las actividades de la vida diaria, en mayor o menor medida.

Podría mencionar muchas de las tareas y áreas en las que una enfermera dedicada a la diabetes participa con los pacientes, pero las resumo en una: contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida.


Patricia Santos, autora del blog Vive tu diabetes
"Una buena labor por parte del enfermero consigue mayor adherencia al tratamiento, reducir las complicaciones y aportar calidad de vida a los pacientes"

@Vivetudiabetes
La educación diabetológica  desde el punto de la enfermería es un pilar clave en la educación del paciente, sobre todo para las personas que viven con diabetes tipo 2 y que tienen una estrecha relación con estos profesionales sanitarios. Una buena labor por parte del enfermero consigue mayor adherencia al tratamiento, reducir las complicaciones y aportar calidad de vida a los pacientes.

En este sentido y aunque cada vez es mayor la colaboración, en las charlas de educación, entre la enfermería y los pacientes expertos, para retroalimentarse mutuamente y dar consejos de valor a las personas que viven con diabetes, en algunas comunidades la educación diabetológica sigue siendo escasa.

Por ello, este Día Mundial de la Diabetes, creo que una tarea pendiente es seguir fomentando dentro de la enfermería su implicación, para reducir en la medida de lo posible datos desoladores como que cada 6 segundos muere una persona debido a la diabetes1 o el incremento de las complicaciones derivadas.

Aumentar la calidad de vida de los pacientes siempre es una buena razón para seguir mejorando.

Oscar López de Briñas, autor de Reflexiones de un jedi azucarado
"Necesitamos educadores en diabetes bien preparados y en constante reciclaje"

@oscarbrinas
En diabetes siempre se ha dicho que hay tres pilares básicos para el buen control: medicación, dieta y ejercicio físico. Y así es, pero todo eso no sirve de mucho sin una base educativa en diabetes. Esta labor sobre todo recae en la figura del educador en diabetes, que además de proporcionar esa formación es quien mantiene un contacto regular con el paciente para resolver dudas o problemas puntuales en su día a día. Es sin duda uno de los grandes apoyos para las personas con diabetes.


Pero de cara a mejorar, creo que sería interesante que en todas partes se disponga de paquetes educativos estandarizados para distintos niveles y cuestiones, porque la realidad es que en nuestro país hay gran desigualdad en este aspecto dependiendo de comunidad autónoma, provincia e incluso centro médico de una misma localidad. No sólo en cantidad, sino también en calidad de educación recibida. Aún hay demasiadas personas que acuden a la Red porque no han recibido una correcta o suficiente educación diabetológica presencial. Especialmente entre los tipo 2, que abrumadoramente no reciben nada de educación, algo que considero clave en la escasa adherencia e implicación de estos pacientes para con su enfermedad. Del mismo modo, me alineo junto a los profesionales educadores en diabetes en su petición de que se les reconozca como especialidad dentro de la enfermería, ya que se trata de una labor con mucha especificidad y alta necesidad de formación. Necesitamos educadores en diabetes bien preparados y en constante reciclaje, y no personas que rotan de otras áreas médicas y que llegan a endocrino con menos conocimientos de la diabetes que sus pacientes. Esta es una petición clave para un correcto desarrollo y mejora de la educación en diabetes.


Os invitamos a ver este vídeo en el que Mercedes Galindo, vocal de la Sociedad Española de Diabetes, enfermera especialista en educación diabetológica del Hospital Clínico de Madrid y colaboradora de la Fundación para la Diabetes, aborda el perfil del educador:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario