7 de mayo de 2015

Conociendo la faceta más enfermera de Fernando Romay

Miércoles 22 de abril. Nos ponemos rumbo al Congreso de Enfermería en Artroscopia. Acudimos a la cita sin tener aún la certeza de que aquella no iba a ser una grabación más.

Llegamos puntuales: 9:30 de la mañana. Y allí estaba él, sentado, esperándonos, con un gesto casi de niño formal.

Todo cambió en el mismo momento de saludarnos. De todos es conocido el buen humor de Fernando Romay, su optimismo y cercanía al hablar, pero lo que quizá no es tan sabido es su devoción por las enfermeras.


Entre anécdotas y risas, casi como si nos conociéramos desde hace años, Fernando nos contó que a él, por supuesto, no le gusta ser paciente pero que gracias a las enfermeras cada hospitalización ha sido siempre mucho más fácil. Nos confiesa incluso que le gustaría poder tener esa capacidad que tienen ellas de curar con las palabras.

Reconocido deportista, gran persona y paciente agradecido. Así es Fernando Romay y así fue nuestro encuentro con él:



Sobra decir que, como era de esperar, no fue una grabación cualquiera; de la misma manera que él tampoco es un entrevistado cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario